Venezuela

 Por Alejandro Celis, Supervisor Programas Berlitz Kids & Teens Latinoamérica
Hoy en día, la gran mayoría de padres de familia deseamos que nuestros hijos aprendan otro idioma, principalmente el inglés, que les permita enfrentar los retos del mundo profesional y personal que tienen por delante.

Como supervisor de los programas Berlitz Kids & Teens, frecuentemente me encuentro con comentarios de padres o madres preocupados porque los procesos de sus hijos son diferentes, o porque la inversión que están haciendo en el programa de aprendizaje de lengua de sus hijos, no evidencia los frutos esperados.

Estos son los 5 mitos relacionados con las expectativas que tienen algunos padres frente al aprendizaje de sus hijos de un nuevo idioma:

  “Mi hijo de 4 años Ingresó hace tres meses al curso deinglés  y aún no habla el idioma”

Si bien es cierto que es el padre de familia quien adquiere un programa de inglés en una transacción comercial, jamás debemos perder de vista que quien toma el programa es un niño o una niña, muy probablemente dando sus primeros pasos en el aprendizaje de una nueva lengua. Nunca se debe esperar que un niño, a edad temprana, llegue a un momento en el que esté en capacidad de establecer diálogos fluidos, sofisticados o elaborados.  

Lo más importante, entre los 3 y 5 años, es que el niño entienda y se haga entender, pero ¡cuidado! Los niños en esta etapa de desarrollo no siempre verbalizan. En muchas ocasiones se expresan con gestos y señales. Por lo tanto, la invitación es a relajarse, a no generar una presión excesiva  sobre el proceso de adquisición, forzando el aprendizaje, sino más bien permitiendo que sus hijos desarrollen un gusto natural por la lengua objetivo. 

Por otra parte, el iniciar a una edad temprana provee  una ventaja significativa relacionada con la plasticidad del cerebro y con un aparato fonador en pleno desarrollo, lo que supone, a futuro, una mejor fluidez, pronunciación y dominio general de una nueva lengua.

“El hijo de mi prima está en el mismo programa y él sí habla el idioma”

El proceso de adquisición  de una lengua, como cualquier otro proceso de aprendizaje, es totalmente individual. No podemos pretender estandarizar los procesos como si todos los seres humanos fuésemos réplicas de otro. De nuevo, la invitación es a dialogar y revisar cada caso por separado para generar estrategias o acuerdos de aprendizaje, siempre respetando el ritmo, capacidades y gustos de los niños.

“Ingresé a mi hija al curso de inglés porque en un par de meses viajaremos a Orlando y ella será quien traduzca”

Nunca debemos ingresar a nuestros hijos a ningún programa de aprendizaje bajo nuestras propias metas u objetivos personales. Es necesario comprender que nuestros hijos son individuos con la capacidad para elegir lo que les agrada y lo que no; por ello, es recomendable que inicien a edad temprana, para que adquieran un gusto natural por el idioma objetivo.

“Mis hijos tienen que aprender inglés”

El inglés o cualquier otro idioma son importantes, pero el método “tienes que” no es conveniente a la hora de ingresar a nuestros hijos en un programa de inglés, ya que podríamos estar generando un efecto contrario. Para motivar a nuestros hijos debemos involucrarlos en el proceso e indicarles lo divertido e importante que será este paso para sus vidas. 

Si tenemos hijos adolescentes, que aún no inician este proceso, debemos motivarlos a través del diálogo y generar un espacio de reflexión sobre la importancia de aprender otro idioma. Posterior a ello, debemos invitarlos a participar en el proceso de selección de la mejor opción, sin olvidar que somos nosotros como padres quienes proporcionamos el marco o la guía. De esta forma, nuestros hijos se sentirán involucrados y determinados a aprender, por cuanto no fue una decisión impuesta.

“Yo no pago para que mi hijo juegue en las clases de inglés”

El lenguaje de los adultos son las palabras y los razonamientos complejos, mientras que para un niño el lenguaje es el juego. ¿Cómo enseñar algo a un niño sin hacerlo a través del lenguaje?
El juego, el arte y la música juegan un rol importante en el proceso de aprendizaje de un niño pues les permite comprender de manera más clara y didáctica los conceptos y estructuras de un nuevo idioma. 

Cursos en vacaciones: la forma perfecta para iniciar su proceso de aprendizaje

Como padres tenemos la responsabilidad de brindar todas las herramientas para que nuestros hijos inicien desde ahora el aprendizaje de un nuevo idioma y potencialicen al máximo el desarrollo cognitivo propio de cada etapa de sus vidas.

Motivar los procesos de aprendizaje de los niños es una de las mayores responsabilidades que enfrentan los padres. Para iniciar este proceso de aprendizaje, Berlitz Kids & Teens ha desarrollado un programa anual de inglés para niños y jóvenes entre los 4 y los 17 años que maximiza su tiempo libre y mejora sus habilidades de manera divertida y dinámica.

Si quieres conocer más información sobre nuestro programa anual de inglés, haz click aquí.